Saturday, 11 June 2022

¿Qué entedemos?

Estamos viviendo tiempos interesantes —eufemismo de difíciles: las noticias de la pandemia COVID-19, la invasión rusa de Ucrania, inflación, la cadena de suministro rota, las mentiras dichas cual “verdad alternativa”. Como fondo de la realidad están los eventos ambientales que al contrario de atenuarse van en aumento. 

 Aunque estén en el fondo de las noticias, los eventos ambientales afectan nuestra vidas. No voy a presentar las causas o las soluciones a nuestros problemas. Mi intención es esbozar algunos apuntes no consensuados de términos de uso común en los círculos dedicados a las muchas tareas de trabajar con la naturaleza y que nos ayudan a dar contexto a la crisis ambiental. 

Portada Oecologia
 Naturaleza y lo natural. ¿Es la naturaleza aquella parte del planeta no influenciada o afectada por la actividad humana? Son entonces realmente pocos los lugares naturales e intocados. ¿Es un mundo sin humanos? Somos producto de la evolución y parte de la naturaleza. Los Innuit, los lapones, los pueblos aislados de las selvas amazónicas, los bosquimanos australianos y muchos más viven de la forma más natural posible, ¿son más naturales que nosotros? ¿Todo lo que esté fuera de ciudades y pueblos es natural? Entonces ¿las plantas nativas de tu ciudad ¿són naturales aún si provienen de un invernadero?
   
 Conservación. Conservar no es congelar en el tiempo. Los paisajes cambian con el tiempo, ya sea las estaciones o las glaciaciones. Las especies evolucionan con los cambios en el paisaje modificándolo. Para algunos conservar es no tocar y dejar ser, hay un valor estético. Para otros es dar un valor económico que promueva los esfuerzos de conservación por las personas que viven en el área. La colecta de miel detiene la deforestación protegiendo a las plantas nativas visitadas por abejas y la caza del borrego cimarrón da valor a la integridad del paisaje y a la captación de agua en las sierras del noroeste de México. Para otros es recreación donde lo único importante es el pico de adrenalina y el relato para impresionar. 

  Ecología. La ciencia que se dedica a comprender las interacciones de los seres vivos con otros o con su ambiente abiótico (la parte no viva del lugar donde se encuentra). Los que la practican son ecólogos. En la ecología debemos entender y predecir qué pasa con los individuos, las poblaciones y los paisajes. Lucha las más de las veces contra la economía que considera que todo, hasta lo intangible, debe tener un valor monetario. 

  Equilibrio Ecológico. La legislación federal mexicana más importante para atender nuestra biodiversidad es la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. ¿Existe el equilibrio en la naturaleza?, un sistema dinámico autotransformable y autorregulable ¿Sé puede legislar el equilibrio físico, ecológico o espiritual? ¿Sé puede legislar el curso de la naturaleza? ¿Sé debe legislar su aprovechamiento aún cuando es casi imposible supervisarlo? 

  Ambiente. Una palabra abusada por su falta de precisión. La ecología y el ambiente no son lo mismo. El ambiente es lo que rodea a un ser vivo o a una población. La ecología estudia esa relación. Defender a la ecología es asegurarnos que continúe el trabajo en esa ciencia para que podamos defender a las especies, sus poblaciones y sus paisajes, la especie y su ambiente. ¿Es posible proteger al ambiente y no proteger a una especie? ¿Puede ser deseable? Hay especies que no deberían estar donde están. 

  Ecologista y ambientalista. Palabras usadas intercambiablemente. Generalmente nos referimos a activistas o miembros de una organización civil que luchan por, defienden a o protegen una especie o un lugar. Aunque muchos usan el conocimiento generado por los ecólogos, no se limitan a el para planear sus estrategias y acciones, algunos ignoran la ciencia. Entre los más fervientes es una lucha sin cuartel contra organizaciones y sistemas reales o imaginarios. Para otros se trata de conseguir fondos para sus acciones y poder vivir honorablemente de este trabajo. Existen organizaciones donadoras que se dedican a apoyar estos fines. Otros confían sólo en donaciones personales. Una actitud admirable con gran fe en la gente que les corresponde con la misma fe. No siempre son correspondidos. 

 La exposición de palabras continuará. Si logré que dudaras de algunas de tus ideas o de tus conceptos, logré mi cometido. ¿Hay algún otro término que debería exponer?

Tuesday, 31 May 2022

¿Qué pide el Planeta?




Concluyo la serie de trabajo y responsabilidades de biólogos y similares con algunas observaciones del trabajo que nos espera para mantener nuestro planeta habitable.

Categorías de amenaza de la IUCN

Cuando las primeras planas de los medios de comunicación no acaparan a la guerra, los desastres naturales, las elecciones y sus fraudes, las masacres, la violencia política o el último campeón deportivo, se acuerdan de la otra realidad inevitable, la condición del planeta que habitamos y llamamos Tierra. Hemos modificado tanto al planeta que llamamos a nuestros tiempos el Antropoceno. No hay excusa para mantener el starts quo creado. Si somos Homo sapiens —el homínido sabio— debemos cambiar nuestro futuro, porque podemos. El futuro no existe, lo creamos.



¿Qué papel que deben ejercer las ciencias biológicas, ambientales y ecológicas para lograr ese futuro de desarrollo sustentable y que acabe con el cambio climático? Sí, acabe, no disminuya su impacto o regule.


Lo primero que admitimos es que dadas la gravedad, extensión y dimensión de los efectos del Antropoceno, las ciencias biológicas no pueden ni deben actuar solas. Los incendios forestales catastróficos, los huracanes, tifones y tornados extremos, los cambios en los patrones de lluvia que causan tanto sequías como inundaciones sólo pueden explicarse como consecuencia del cambio climático. Debemos trabajar con climatólogos y geógrafos para entender los efectos del cambio climático global y sus consecuencias a en nuestra comunidad especies o hábitat de interés para tomar las medidas locales necesarias que disminuyan su impacto y acaben con sus causas. Debemos trabajar con los oceanólogos para entender los efectos biológicos por el aumento de la temperatura, el cambio del nivel y la acidificación del océano y la modificación de las corrientes. Sin este entendimiento no podemos resolver problemas de tamaño (y sobreexplotación) de pesquerías, blanqueamiento de corales o arribazones de sargazo a las playas del Mar Caribe.


¿Qué tenemos que hacer para que cada vez haya menos especies y hábitats amenazados?


Por razones que no acabo de comprender, la mayoría de los biólogos, ecólogos y ambientalistas creen que nuestra tarea principal de conservación es incorporar cada vez más especies a la NOM—059–SEMARNAT—2010. La norma oficial mexicana que lista las especies que, tras un estudio de la condición del hábitat, la tendencia de la población y la extensión de su distribución, así como sus amenazas, las incorpora asignándoles alguna de las categorías de riesgo.  La mayoría de las especies  en la NOM-059 no reciben más recursos para su protección. Los resultados de los estudios de la IUCN indican que, cuando menos para mamíferos, su condición empeora cada vez que se hace un estudio nuevo.  Acabaremos incorporando cada vez más especies a la NOM-059 sin resultados.


Esa no es nuestra tarea. Al contrario, deberíamos mejorar nuestro entorno para primero impedir que haya más especies en la NOM-059 y sacar a especies de la norma, no por que se hayan extinto, sino porque las condiciones han mejorado y sus poblaciones son sustentables. Puede suceder. Los cazadores de patos y gansos de los Estados Unidos y el Canadá se han aliado con gobiernos locales, estatales y federales para recrear las poblaciones de estas aves y poder mantener su afición por cazarlas.


No se trata sólo de recuperar una especie, debemos determinar no sólo de que tan grande queremos que sea una población, sino también de cuantos pueden vivir en los hábitats de hoy y el futuro.


Para contribuir a todas las tareas antes mencionadas no basta con salir a observar y contar “bichos” —el término genérico que usan los biólogos para hablar de cualquier ser vivo y hasta de los virus. Hacer notas de su biología, conocer en detalle su ciclo de vida o estar al tanto de la literatura científica de nuestro objeto de interés es importante. Es importante, pero la Historia Natural de un organismo o de un ecosistema no es el único requisito. Para colaborar significativamente también debemos de entender de estadísticas y modelos, dinámica de poblaciones, sistemas de información geográfica, ciencias sociales y filosofía de la ciencia. Nuestras soluciones deben ser científicas, no sólo para que sean aceptadas por otros científicos, sino porque hasta ahora es la mejor forma que tenemos que asegurar que el resultado sea lo más honesto, medible y refutable posible.

Thursday, 12 May 2022

Los caminos de la conservación

 Quiero que sigas por tu camino equivocado 

D Shostakovich a Sofía Gubaidulina.


El jardín de las delicis El Bosco

Fui invitado por “En Sincronía” en la Universidad Xochicalco en Ensenada  a una mesa redonda el viernes 22 de abril, el día de la tierra donde se tocó el tema de conservación.  Repito en Musa Verde mis respuestas.

 
En estos años de pandemia, ¿hubo retrocesos en los esfuerzos de conservación, o debido a la falta de actividad humana hubo hitos que ocurrieron por si solos?

En sentido estricto la pandemia es resultado de que la conservación es de menor prioridad que el desarrollo económico.

La mejor explicación, la más sencilla, es que el virus SARS-Cov-2 llega a los humanos a través de un pangolín (especie comercializada ilegalmente en China por supuestas propiedades medicinales de sus escalas) al ser transmitido a este  por un murciélago. Sabemos que los murciélagos son portadores sanos de coronavirus. En el mercado de comida fresca de Wuhan empieza la transmisión de un virus con las características que lo hace exitoso en el mundo hiperconectado del siglo xxi.

El uso de especies silvestres para alimento es común en tribus cazadoras recolectoras y cada vez más por poblaciones campesinas o sin tierras marginadas con poco acceso a los mercados y forzados de alimentarse de especies silvestres obtenidas de ecosistemas alterados por deforestación para uso agrícola, ganadero o minero o de grandes obras de infraestructura. 

Si la conservación es la no intervención o presencia humana, entonces la actual pandemia ayudó a la conservación en lugares aislados. Si por conservación entendemos procesos de restauración, delimitación, cultivo, propagación, educación o comunicación presencial, la actual pandemia está retrasando las tareas de conservación. 

Los procesos naturales de regeneración, crecimiento y extinción siguieron por ellos mismos. Dudo que la tala ilegal, el cultivo ilegal de marihuana o amapola haya parado o disminuido, así que la modificación de paisajes por uso de suelo y agricultura intensiva continuaron. La pesca ilegal de Totoaba, curvina, camarón y otras especies en el golfo de California no disminuyeron. No parece que el comercio ilegal de especies haya disminuido. Las fuerzas de mercado que impulsan a estas industrias transnacionales no siguen las leyes, mucho menos reglas generales de salud o sustentabilidad.


En el rubro de comunicar y concientizar a la población sobre temas de conservación, ¿qué retos son vigentes actualmente?

Los de siempre. La conservación es uno de muchos mensajes y estilos de vida con que nos inundan día con día. La conservación no tiene el presupuesto u otros recursos que tienen los comercios, las industrias, los gobiernos y muchos influencers. Tampoco es considerado aceptable crear y vivir de modo sustentable.

Debemos aprovechar las crisis para enfatizar las soluciones sustentables. ¿Crisis? Escasez de agua, recolección de basura, sequías. Las vivimos pero no estamos preparados para darles la dimensión a largo plazo que requerimos para solucionarlas.


¿Qué esfuerzos realizados en su rubro de acción, tienen intersección directa con otro? (ej. conservación en zonas pelágicas y humedales).

Es casi imposible hacer conservación significativa sin tener incidencia en el tiempo o el espacio. Sin caer en la simpleza de que todo está conectado, debemos tomar en cuenta conexiones importantes. 

El contraejemplo de conservación con pocas implicaciones ecológicas es la reintroducción del Cóndor de California a la Sierra San Pedro Mártir.  No hay evidencia de que algo haya cambiado desde su regreso. Tampoco hemos hecho esfuerzos por buscar cambios en las poblaciones de carroñeros.

La protección de aves o ballenas migratorias requiere de la protección de sus sitios de alimentación, reproducción y tránsito. Para proteger a los rálidos de Punta Banda y Bahía San Quintin necesitamos entender qué pasa desde la columna de agua, los suelos de la marisma y los derrames de fertilizantes e insecticidas y depredadores de la parte terrestre de la costa.

La Vaquita marina se extinguirá si no se acaba el mercado negro de su vejiga natatoria (buche) en China y si no se crean alternativas económicas reales, legales y sustentables para las comunidades pesqueras del alto Golfo de California.


Actualmente ¿Qué retos tienen mayor prioridad en su rubro?

El reto es no perder la cabeza ante tantas amenazas, reales y espurias, a la conservación del mundo como lo conocemos, no como creemos que es o que fue. El reto es crear el mundo que debería ser escogiendo objetivos asequibles y demostrables que nos permitan demostrar que podemos conservar y que debemos seguir conservando.

Mi reto es convencerte no sólo de qué hay que salvar a la Vaquita marina, al Cóndor de California, a la Codorniz mascarita, a la Ballena gris, el Borrego cimarrón o al Lobo fino de Guadalupe. También tenemos que saber no sólo cuántos queremos sino cuántos caben en el hábitat disponible para cada uno de ellos —hoy y en el futuro.


En divulgación y comunicación medioambiental, ¿la narrativa regional ha tenido que cambiar con el tiempo?


La narrativa de la comunicación medioambiental, regional o global debe cambiar con el tiempo. A medida que tenemos nuevas formas de concebir y estudiar el ambiente y de que surgen nuevos problemas o identificamos algunos que no sabíamos que estaban allí necesitamos nuevas formas de expresión. De la misma manera surgen nuevas soluciones y perspectivas que debemos dar a conocer para poder crear un consenso de la comunidad y el mundo que queremos. 


¿Los retos regionales tienen análogos en otras partes del mundo?


Vivimos en una región de clima mediterráneo. Veranos secos e inviernos húmedos, al contrario de la mayoría del clima nacional. Estos climas se dan en la conjunción de corrientes marinas frías (la de California en nuestro caso) y un desierto. Compartimos problemas de conservación no sólo con el sur de California. También el Mediterráneo europeo y africano, Sudáfrica, Australia y Chile. 


El reto principal con casi cualquier otra región es que la conservación es un uso de suelo que compite con todos los otros usos de suelo que se nos puedan ocurrir. 


De forma personal, ¿Qué metas tiene usted en su rubro?

Me voy a saltar lo rojo de mi rubro, las metas tiene que planteo van  más allá de lo personal y la conservación. La conservación no se hace en un vacío social, económico o político. El futuro que me gustaría ver y que nos puede ayudar a pensar global y actuar local es un futuro ciudadanizado. Me gustaría ver y ayudar a construir un municipio ciudadaniz
ado, donde votemos por presidentes municipales, concejales y delegados ciudadanos comprometidos con sus pares y no con algún partidos. Es un primer paso fuera de casa para tomar el control de una vida sustentable.


¿Qué retos pueden esperar los conservacionistas en formación, y cómo pueden afrontarlos?¿es necesaria la ciencia en la conservación?


El reto principal de cualquier persona que quiera dedicarse o se dedique a la conservación es poder mantener el optimismo de que es posible que el mundo siga funcionando como lo conocemos o, mejor, como aspiramos que sea, pese al impacto que las actividades humanas han tenido en los últimos 150 años, un instante en una historia de 4 500 millones de años.


Supongamos que sólo hay tres formas de entender al mundo. La primera es la del status quo, con grandes concentraciones de capital y toma de decisiones se opone a cambios que le resten poder y ganancias. Tiene muchos aliados, incluyéndonos,  o vivimos fuera de la sociedad incluso cuando vivimos en la alteridad.

 

La segunda es suponer que todo tiempo pasado fue menor y que las “culturas ancestrales” tienen los conceptos y soluciones necesarias para resolver los problemas del siglo xxi.  Estas suposiciones nos llevan a una distopía. 


La tercera es confiar en que la ciencia, con su capacidad de autocorrección, es la mejor forma que hemos inventado para solucionar los problemas que hemos creado. La racionalidad de la ciencia no es ética o humanista,  nos vemos obligados a humanizarla.


Es de moda ideológica útil, escuchar y comprender el conocimiento local para solucionar problemas locales. Lo local no es global. 


Regresando a los retos, la conservación acaba siendo un reto personal donde la creatividad y la disciplina que dan la ciencia, la autocrítica, la crítica constructiva y el escuchar otros puntos de vista son las herramientas que tenemos para moldear el mundo sustentable que queremos.

Sunday, 10 April 2022

Trabajo para biólogos




Barbara McClintock Mujeres en la historia

El cambio climático y sus consecuencias son resultado de la quema de combustibles fósiles que inició con la revolución industrial en el siglo xix. En el camino logramos no sólo la acumulación de capital y la perseverancia de la desigualdad, también casi acabamos con los halcones peregrinos y otras aves adelgazando los cascarones por efecto de el DDT. En el camino también quedó la lluvia ácida, producto de la quema de carbón con alto contenido de sulfuro para generar electricidad; lluvia que cayó sobre tierras y aguas, haciéndolas inhóspitas. En el camino queda la contaminación atmosférica causada por motores de combustión interna, el smog, que aqueja a los centros urbanos y que apenas se controla con modificaciones a los motores para quema más limpia de las gasolinas ahora libres de sulfuros y plomo. En el camino están la sobrepesca que rompe las tramas tróficas (cadenas alimenticias) del mar , amenazando sus ecosistema, la deforestación, un factor importante de la erosión de suelos y los monocultivos agrícolas intensivos con grandes necesidades de fertilización de los suelos y sus escorrentías contaminantes de aguas y suelos.
Rachel Carson Columgia


Estamos llevando al colapso no sólo nuestra civilización sino también el mundo que conocemos. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático y António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas nos lo advierten siempre. Sin una reducción pronta, drástica y significativa en la atmósfera de la cantidad de CO2 y otros gases de efecto invernadero cambiaremos irremediablemente el clima, afCectando la vida en el planeta y amenazando nuestra existencia. 
Hay mucho trabajo que proponer e implementar para contrarrestar los cambios actuales y futuros. 


 ¿Qué hacen y que pueden hacer los biólogos y ecólogos para contrarrestar los cambios y mejorar al planeta? Ya en la columna anterior (https://horaciodelacueva.blogspot.com/2022/03/el-biologo-del-futuro.html) hablé de las limitaciones actuales de las ciencias biológicas para crear predicciones robustas que nos ayuden a generar hipótesis, modelos y acciones que contribuyan a combatir los problemas que debieran estarse resolviendo con el apoyo y guía de estas ciencias. 

Van Lewenhork el universo

 

¿Dónde están las habilidades y limitaciones de los biólogos y ecólogos? ¿Con quién se deben aliar, de quién deben aprende y a quién deben objetar? En general ambas profesiones son amantes de la naturaleza e historiadores naturales que conocen detalles de la vida de uno o más tipos de organismos; observan y describen las interacciones entre organismos de una especie, como la reproducción, la migración, la competencia por espacios, parejas o alimentos. También entienden y describen interacciones entre especies como la depredación, la simbiosis, el parasitismo, la saprofagia, las enfermedades y la competencia por espacios y otros recursos (los recursos son bienes limitados que sólo se obtienen por competencia). Biólogos y ecólogos pueden identificar especies por forma, fragmento sonido o lugar donde se encuentra —aunque ahora existen técnicas moleculares que permiten una identificación menos ambigua. 


En general los biólogos y ecólogos tiene poco gusto por las matemáticas, la estadística y la modelación. Esta falta de gusto y educación limita las hipótesis, modelos y predicciones que pueden plantear. Un entendimiento más profundo del método científico, incluida de la necesidad del planteamiento de hipótesis para identificar las soluciones más objetivas de los problemas que se plantean y que nos ayudarán a detener el deterioro del planeta y plantear un futuro sustentable. También hay biólogos, ecólogos, modeladores y estadísticos que se inclinan por plantear hipótesis y modelos con mucho poder estadístico y predicciones de gran exactitud, pero con insuficientes conocimientos biológicos, ecológicos o de historia natural. Sus resultados tampoco nos sirven porque tienen poca relevancia para solucionar los problemas y plantear los futuros antes mencionados. 


EO Wilson NatGeo
No sólo se necesitan ecólogos y biólogos que entiendan de historia natural modelación y predicciones. Nuestros problemas ambientales necesitan de un entendimiento de los problemas y soluciones sociales y económicas. Debemos plantear un modelo educativo que enseñe sustentabilidad. Problemas de esta complejidad necesitan soluciones multitudinarias. Lo que no necesitamos es poner al capital por encima del bienestar planetario. 

Saturday, 12 March 2022

El biólogo del futuro

 ¿Cuál es el papel de los ecólogos y los biólogos —sí son diferentes— hoy cuando la realidad es apabullante

La invasión de Ucrania llena pantallas y primaras planas con su destrucción y sus refugiados. Es una guerra entre imperios a través de terceros que amenaza y preocupa a todos por sus consecuencias sociales y políticas locales e internacionales.


Alfred Russel Wallace
Esta guerra no es razón para ignorar otros problemas globales. El exceso de gases de efecto invernadero en la atmósfera, productos de la quema indiscriminada de combustibles fósiles, los arrozales, las vacas y la comida descomponiéndose en los basureros. Este exceso ha dado lugar al cambio climático, la acidificación de los océanos, el derretimiento de glaciares, icebergs, capas polares y permafrost (suelos permanentemente congelados), los incendios extraordinarios de la taiga, las selvas amazónicas, los bosques australianos y los ecosistemas mediterráneos en Grecia, Italia y California.


Presenciamos la extinción acelerada de especies en aire, mar y tierra atribuibles a la sobrepesca, la tala de bosques y selvas, el uso indiscriminado de insecticidas, la desertificación, el crecimiento de las ciudades, la expansión de los monocultivos por agricultura intensiva y el desplazamiento de los más pobres a ecosistemas sobreexplotados.


No hemos superado la pandemia Covid-19 atribuible cada vez más a la transmisión por murciélagos o pangolines que llegaron a en un mercado de alimentos en Wuhan, China y menos al escape del virus SARS-COV-2 de un laboratorio de alta seguridad en la misma ciudad.


AR Wallace
Estas circunstancias, procesos y realidades son consecuencias de los modelos económicos de explotación en los que vivimos. Los vaivenes del mercado “libre” no sólo afectan los mercados y las economías de las personas también, utilizando un término decimonónico, la economía de la naturaleza.


Es urgente, imprescindible y obligatorio lograr un mundo sustentable. Debemos pensar y crear una economía de mercado que mas consciente de su entorno y enfocada al uso sustentable de los recursos vivos y el bienestar de todos. ¿Quién debe estar involucrado en el diseño, la implementación y la evalu



ación de los resultados de esta futura economía sustentable? Sin duda todos, pero hay dos vocaciones con especial responsabilidad.
Charles Darwin por Diego Rivera


Los ecólogos y los biólogos que deberíamos estar lidereando este trabajo. ¿Estámos equipados para hacerlo? Hay personas excepcionales y organizaciones internacionales que han dado grandes pasos en la conservación de las especies, como es el caso de la IUCN (unión internacional para la conservación de la naturaleza por sus siglas en Inglés), la Comisión Ballenera Internacional, CITES (el tratado internacional para la comercialización de especies en riesgo) o la convención de Ramsar para humedales. También están las 20 metas de Aichi de la Convención de Diversidad Biológica. Todas estas organizaciones son resultado del esfuerzo de negociación internacional que toma en cuenta los seres vivos y sus procesos pero no son suficientes, ni son quienes rigen nuestra vida o nuestra economía.


¿Por qué no es efectivo el trabajo de los biólogos y ecólogos en la creación e implementación del desarrollo sustentable? ¿Problemas de personalidad, sujeto de estudio o ciencia? Ya a Robert H Peters en A critique for Ecology de 1991 le preocupaba y molestaba el papel tan pequeño de la ecología en la toma de decisiones ambientales. La crítica de Peters no era por la falta de intenciones sino por la falta de rigor en la ciencia. La ecología —y la biología— se inclinan más por la Historia Natural y la descripción (ambas necesarias), que por plantear hipótesis de predicciones exactas y el experimento. La falta de rigor metodológico las convierte en ciencias con bajo poder predictivo, de experimentos pobremente replicables cuyos resultados son poco utilizados y mencionados (citados) por científicos de esas y otras disciplinas. En la biología y la ecología no se ha hecho el esfuerzo por encontrar las características deseables y necesarias que presentan otras ciencias para hacer predicciones confiables del resultado esperado.


AR Wallace
Quedan muchos esfuerzos teóricos, metodológicos y experimentales para lograr los conocimientos que nos lleven al desarrollo sustentable. Hemos empezado pero el camino es largo y sinuoso.


Seguiré con los problemas de mis ciencias favoritas no para menospreciarlas, sino para mejorarlas.

Wednesday, 23 February 2022

Alfa y Omega de SARS-Cov-2

cutewallpaper.com

Aparece la pandemia Covid-19 en las primeras páginas de todo el mundo. A veces reportando una nueva variante, a veces como un escándalo político. El caso para Boris Johnson, Primer Ministro inglés,  con fiestas en su residencia oficial de Downing Street 10 en los tiempos que pedía a los ciudadanos se mantuvieran aislados y encerrados para prevenir la dispersión del virus. Johnson ya pasó una época en el hospital, luego se vacunó. 

China tiene la política gubernamental de aislar y erradicar al virus que allí se originó. No duda en aplicar medidas draconianas y totalitarias de aislamiento, restricciones de compras y viajes, burbujas para los Juegos Olímpicos invernales, pasaportes de salud y vacunación. A pesar de todo SARS-Cov-2 supera sus barreras. 


Edad de vacunación. A medida que la investigación y la producción de vacunas avanza, la edad mínima de vacunación disminuye. En los infantes el virus causa el Sindrome Inflamatorio multisistémico (MIS-C) inflamando corazón, pulmones, riñones, cerebro, piel, ojos u órganos gastrointetinales.  Este síndrome queda fuera de la protección de los planes de salud privados y públicos, subiendo los costos de su tratamiento. MIS-C puede ser mortal.


Evolución. El nombre  del juego es dejar más descendencia. Las mutaciones de cualquier organismo con más descendientes  producen evolución. La variabilidad es seleccionada por e aprovechar mejor los recursos. Los virus tienen muchas mutaciones y tiempos generacionales cortos. Las variantes que nos preocupan son productos evolutivos. 


Hong Kong. Territorio chino sin medidas draconianas para controlar la pandemia, pero el número de casos se sale de control. ¿Será SARS-Cov-2 la excusa para aumentar la represión?


Medicamentos desarrollados en los últimos meses permiten combatir SARS-Cov-2, no son alternativa a las vacunas. Sólo han sido aprobados para uso de emergencia; ni están disponibles para todos, ni en todo el mundo.  Son  antivirales sde acceso restringido, se venderán con receta médic, reduciendo las mutaciones del virus. 


khou.com

Origen. SARS-Cov-2 fue descubierto en la ciudad de Wuhan, China. La política se ha impuesto a la ciencia, el origen del virus ya se debate entre la transmisión desde un murciélago a través de un pangolin vendido para consumo en el mercado de alimentos o desde un laboratorio alta seguridad donde se trabaja con este y otros virus. El orígen tienen consecuencias ambientales, evolutivas, científicas y políticas importantes.


Patentar la propiedad intelectual, como las vacunas contra SARS-Cov-2 es una de muchas formas de reconocer el trabajo y el gasto en la investigación necesaria para su desarrollo. Existen otras  recompensas. Las vacunas desarrolladas por industrias farmacéuticas privadas fueron desarrolladas con subsidios gubernamentales generados por impuestos. ¿Ahora también hay que pagarles por que nos dejen usarlas? ¿No es más importante la salud (y hasta la supervivencia) de la especie? Por esta ocasión pudieran liberar la propiedad intelectual a cambio de la gratitud y el reconocimiento. 


Riesgos de la enfermedad vs. la vacuna. Covid-19 es una pandemia de un síndrome respiratorio agudo que ha cobrado millones de vidas dada sus características de alta transmisión, tiempo de incubación y afectación aguda del sistema respiratorio.


SARS Severe Acute Respiratory Syndrome, síndrome respiratorio severo y agudo por sus iniciales en Inglés.


SARS-Cov-2. El virus causa de la pandemia Covid-19. Seguirá mutando con variables más o menos infecciosas, más o menos peligrosas, más o menos mortales. La aparición y propagación de las variaciones depende de cuántas personas son susceptibles a infección por no haber sido vacunadas.

Omicron infectará, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la mitad de la humanidad. Los vacunados poco tememos una infección mortal, quedamos con la responsabilidad de frenar la propagación del virus. 

Vacunar al 70% del mundo es la condición que la OMS ha puesto como la mejor y única forma de reducir  la tasa de aparición de variantes. Las vacunas son uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la Medicina. Los riesgos médicos de la vacuna son conocidos y generalmente curables. El autismo y los microchips son leyendas urbanas productos del miedo a lo nuevo y desconocido. 

teepublic    

Omega. Este problema no tiene fin. Los virus seguirán evolucionando y las pandemias son inevitables. Cuidado del ambiente, apertura científica y salud pública efectiva y eficiente son las mejores medidas preventivas. 

Tuesday, 15 February 2022

¿Dónde quedó la COP26?




Cop26
Cuando a finales del año pasado cerró la COP26 (conferencia de las partes) sobre las acciones sobre cambio climático que 197 gobiernos debería haber surgido el parteaguas del siglo xxi que nos lleve al xxii con optimismo y asegurando un futuro sustentable. Patricia Espinoza la secretaria de la convención declaró que la COP26 sería la oportunidad para transformar “la economía del siglo xxi de forma limpia, verde, saludable, justa y más resiliente”. El fracaso principal de la COP26 fue que tanto la China como la India se expresaron contra dejar de usar carbono como combustible y quitar los subsidios a otros combustibles.El resultado fue una resolución menos fuerte de la óptima. No todo está perdido. Se prometió más dinero a los países más pobres, para combatir el cambio climático..


En la COP26 México tuvo la segunda delegación más pequeña de Latinoamérica. En la reunión, el país no se sumó a la declaración contra el carbono ni adquirió más compromisos climáticos, tampoco cambió o mejoró sus metas climáticas. 


A pesar de objeciones con pocos fundamentos científicos, la principal causa del cambio climático es el efecto invernadero generado por CO2, derivado de la quema de combustibles fósiles, y por el metano (CH4), proveniente de la digestión de las vacas y de los arrozales. El CO2 es el primer producto de desecho de nuestra economía basada en la quema de combustibles fósiles para generación, producción y transporte de bienes. 


El que México no se haya adherido completamente a las resoluciones de la COP26 tiene sentido dentro de la política energética de la 4T. El gobierno considera que fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la generación de energía principalmente con carbono y combustôleo (¿y gas natural?) y apoyar a Petróleos Mexicanos (PEMEX) en la extracción de petróleo y su refinado para gasolinas es la forma de garantizar la soberanía nacional y crear empleos. La otra consecuencia poco hablada de este refuerzo es garantizar un flujo de efectivo para la Hacienda mexicana y a disposición del ejecutivo. 

Comisióm Federal de Electricidad


Esta política no tiene sentido si lo que buscamos para todos es un futuro limpio y sustentable en el que no necesitamos generar gases con efecto invernadero, alimentar burocracias anquilosadas y donde la ganancia es el bienestar comun y la pecunaria es consecuencia, no un fin. 


Tal vez la 4T considera que hay que aprovechar estos recursos no renovables hasta que se acaben y usarlos para mejorar la economía de las familias mexicanas. Tal vez cree que subsidiar los costos de los energéticos cumple la misma meta. Tal vez supone que Iberdrola y otras industrias extranjeras de energías sustentables y fósiles sólo quieren sacar provecho de los recursos y los consumidores mexicanos. Tal vez cree que CFE y PEMEX no deben tener competencia porque las distrae se sus tareas de servicio y caja chica.


Independientemente de cuáles sean los planes de la 4T para la CFE y PEMEX, este gobierno tiene responsabilidades ambientales hacia sus ciudadanos y el resto del planeta surgidos de los Acuerdos de París.


Petróleos Mexicanos
También, como han venido a recordarnos el embajador de los EEUU en México, Ken Salazar y John Kerry el enviado especial del presidente Joe Biden del mismo país, tenemos responsabilidades adquiridas en el TMEC, gusten o no a la 4T, para abrir nuestros mercados energéticos. No le doy la razón total a los EEUU, siempre negocia para ganar, impulsar sus industrias e ideología al costo de otros pueblos, pero no podemos gastar nuestra austeridad en controversias comerciales.


A pesar de la opinión y la política de la 4T, debemos impulsar la energía no sólo sustentable, como les gustaría a las grandes generadoras de energía central que dominan nuestra economía, sino también generada de forma descentralizada. 


Debemos, como ciudadanos responsables, buscar alternativas de energía descentralizada de las bien conocidas: paneles solares y generadores de viento caseros. Además debe existir transporte público eficiente, cómodo, seguro, puntual e impulsado por motores eléctricos —pudiera ser aceptable una transición con vehículos de gas natural—, que reduzcan la atracción por transporte privado que utiliza de manera poco efectiva grandes cantidades de combustible, metales y plásticos para transportar a poco más de una persona por vehículo.


El futuro que se plasmó en la COP26, los acuerdos de Paris y el Protocolo de Kioto, sin olvidar la Cumbre de Río de Janeiro (cuna del concepto de sustentabilidad) es el único futuro que debemos perseguir.