Thursday, 10 August 2017

Juguemos a la Conservación

La Vaquita (Phoecena sinus) sigue siendo el cetáceo más pequeño y amenazado del mundo, además de ser una especie restringida al alto golfo de California. Su extinción es inminente, las acciones gubernamentales y sociales para evitarla son insuficientes, siguen apareciendo cadáveres de Vaquita en las playas y los buches de Totoaba (Totoaba macdonaldi) siguen llegando furtivamente al Oriente .

La Totoaba es una especie comercial que puede llegar a extinguirse por que su pesquería no es sustentable. Una pesquería sustentable permite que la población mantenga su número año con año y la pesca su tonelaje. La gran demanda primero por la carne de Totoaba y ahora por su vejiga natatoria o buche, no han permitido una pesquería sustentable o regulada. Los pescadores furtivos no reportan cuanto producto se pescó y en donde. Matan a su gallina de los huevos de oro. La Totoaba ya es cultivada en centros de investigación, su explotación en acuacultura está al alcance de la mano de los pescadores. El impedimento es legislativo y burocrático. Se necesita modificar la NOM-059 para que se pueda explotar comercialmente una especie en cautiverio y sea intocable en libertad. Para la Totoaba no habría riesgo de furtivismo. Hay maneras de marcar especies criadas en cautiverio. El futuro de la Totoaba y de sus pescadores depende de una legislatura de conservación inteligente y realista.

La extinción inminente de la Vaquita no se resuelve con retórica gubernamental, perpetrada por el Procurador Federal de Protección al Ambiente Guillermo Haro Belchez. El Procurador argumenta la existencia no fundamentada de más de 100 individuos. Número tres veces superior a la mejor estimación del Comité Internacional de Recuperación de la Vaquita, CIRVA. El número mágico del Procurador sirve para aventar el problema a otros. Dejará una papa caliente al siguiente gobierno que tendrá que explicar la extinción encogiéndose de hombros o argumentando que CIRVA no hizo caso. Aunque la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) otorgó más dinero al Programa de Acción de Conservación de la Vaquita, lo hizo quitando dinero a otros programas de Conservación de especies como el borrego cimarrón, el condor o el manatí. El interés por salvar a la Vaquita tiene un precio económico y político que el ejecutivo federal no está dispuesto a pagar, aunque gasta manteniendo a miembros de la Profepa, la marina, el ejército, la gendarmería, la policía federal y los vistas y policías aduanales. Pese a todos ellos las vejigas siguen saliendo del país.

La extinción inminente de la Vaquita pudiera cambiar de rumbo no porque haya 100 y no 30 ejemplares, ni por que su número creciera rápidamente de dos o tres decenas a cientos de ejemplares. La hembra de Vaquita puede reproducirse una vez cada dos años, la recuperación será lenta. Sólo es necesario que la amenaza que la lleva a la extinción, la muerte en redes agalleras, desaparezca o se reduzca para que nazcan más individuos de los que mueren. 

Esta última condición no es fácil de satisfacer. El golfo de California no es sólo el acuario del mundo, sino también el principal sitio de pesca comercial en México. El equilibrio entre conservación y aprovechamiento es precario, por decirlo suavemente. La pesca es la principal forma de vida de muchas familias, ya sean permisionarios con licencias de pesca o los pescadores que emplean. No parece haber fuentes de ingreso alternativas que apoyen y diversifiquen la economía de poblados y campamentos pesqueros del alto golfo. El ecoturismo: pesca deportiva, buceo y avistamiento de mamíferos marinos y aves es incipiente. No parecen existir estudios de mercado que guíen como aprovechar estas oportunidades. 

En la pesca furtiva el dinero es fácil debido a la demanda y los precios de buche de Trotaba y el riesgo de incriminación es bajo; una gran tentación para los pescadores. También pudiera serlo para las autoridades, de otra forma es difícil explicar que el contrabando continue cuando se han prohibido las redes agalleras en la región.

Si la captura de la Vaquita para su reproducción en grandes áreas delimitadas por redes no funciona, los esfuerzos de conservación no pasan de ser un juego donde pierden la Vaquita, la Totoaba y los pescadores.

Del papel de la sociedad hablaremos en la siguiente ocasión.


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y del secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Saturday, 29 July 2017

Jugando con el agua

Baja California tiene una crisis permanente de escasez de agua; los modelos de predicción del cambio climático apuntan a que la situación empeorará. ¿Tenemos planes para aliviar el problema? ¿Quién es responsable?

La península de Baja California es árida, las lluvias son escasas. Forma una parte importante del desierto sonorense. Desierto que se extiende desde el oeste de México hasta el Okanagan, en la parte central de la Columbia Británica, Canadá. A pesar de nuestra imagen de un desierto como un páramo, el desierto sonorense es rico en especies, endemismos y hábitats. Las miles de especies que viven aquí son productos de la evolución de organismos que se han adaptado a lluvias escasas e impredecibles. Aquí se desarrollaron civilizaciones nativas adaptadas y limitadas por el clima y la biología del desierto. 

El agua es un recurso, hay competencia por su uso y su no hay suficiente para repartir. Las necesidades no son diferentes de las del resto del mundo: agricultura, ganadería, industria y hogar. Las fuentes aquí son limitadas aprovechamos el agua capturada por las tormentas de verano en las sierras y por las lluvias de invierno en la región mediterránea del noroeste del estado. También estamos usando agua fósil de pozos muy antiguos que posiblemente no se volverán a recargar.

La concesión de agua a la cervecera Constellation justamente ha causado revuelo en Mexicali. La excusa de que la cervecería sólo usará, de inicio, una porción muy pequeña del agua de riego en el distrito Mexicali. Hay dos gatos escondidos en las aseveraciones de Constellation. El agua de riego se usa para producir alimento, no un producto industrial casi suntuario. Su declaración de que usarán poca agua al principio, quiere decir que después usarán más. Por derechos humanos la población debe tener acceso al agua antes de que lo tenga un negocio cuya finalidad última es la ganancia. Parece que se organiza un boycott contra las cervezas Constellation. Apoyémoslo, consumamos cervezas artesanales.

¿Existe una estrategia nacional por parte de la CONAGUA para un mejor uso del agua hoy y en el futuro cuando la península sea aún mas árida y las lluvias mas escasas? ¿Hay planes para mejorar la captura de agua de lluvia a través de la conservación de nuestros ecosistemas de montaña, chaparral y costa? ¿Ha tomado el gobierno estatal a través de sus Comisiones Estatales cartas en el asunto para asegurar una red de distribución y uso del agua de riego, industrial y de uso casero? ¿Existen o están planeando o consultando estrategias de aprovechamiento sustentable de las aguas de uso? ¿En cuánto tiempo podemos verlas? ¿Cuánto tiempo para implementarlas? ¿Cuánto costarán? ¿Quién pagará el precio? ¿Cuánta agua ahorraran? ¿Cuánta agua aprovecharán? ¿Han tomado los municipios iniciativas para educarnos en el mejor uso de la poca agua que tenemos?

Ahora surgen desoladoras por doquier.  Solucionarán el suministro de agua dulce y potablea, pero. ¿A que costo? ¿Es realmente más barato desalar agua que acarrearla, extraerla del subsuelo o mejorar nuestros sistemas de captación de agua de lluvia o de niebla? ¿Quienes son los dueños?¿Quién paga realmente por la planta, los dueños o los consumidores? ¿Cuál es el margen de ganancia? ¿Qué garantía hay de que el agua podrá ser pagada por todos? ¿Se convertirá en un privilegio y dejará de ser un derecho fundamental? ¿Que planes hay para el tratamiento de los amargos producto de la desalación? 

La responsabilidad no es sólo de los gobiernos, es nuestra responsabilidad ciudadana exigir que se nos de agua de calidad y suficiente. 

Museo sin musa. No habra un museo de vehículos off-road en Ensenada. Los planes de abrirlo en Rosarito no beneficiarán a nadie. Rosarito no es parte del circuito de las carreras campo traviesa. El museo en el quinto municipio no aumentará significativamente el flujo de turismo. Se pierde la oportunidad de crear focos de atracción turística en otros lugares del estado. Insisto que un lugar como Ojos Negro se vería afectado positivamente por la presencia de un museo de carros campo traviesa. Insistir en utilizar al Centro Cultural Riviera para un salón de la fama de los mejores pilotos de carreras campo traviesa es no entender al público de estas carreras que es atraído por la adrenalina de este espectáculo y no por el ambiente reflexivo de un museo. 


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinato de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Calor y fuego

Para que haya fuego se necesitan tres componentes: algo que quemar, el combustible que se consumirá durante el fuego; el oxígeno, necesario para alimentar la reacción química que liberará calor y flama y, por último, una chispa, o fuente de ignición, que encenderá la reacción. Esta receta es infalible, el oxígeno es abundante en nuestra atmósfera, varían la cantidad de combustible presente y la fuente de ignición. 

Estamos viviendo un verano caluroso, ya el año pasado rompimos registros mundiales de temperaturas altas en todo el planeta, todo indica de que este año será igual o más caliente. Junto con el calor y la sequía llegan los incendios. La primera plana ambiental de verano en la costa Oeste del continente son los incendios de bosques de coníferas tanto en Columbia Británica, Canadá, como en el norte de California. También se reportan incendios en Baja California pero no de la escala de los incendios más norteño. Los medios bajacaliforniana nos ha pedido ayuda para los bomberos más que la pérdida de habitat o la desaparición de pueblos incinerados durante el transitar de un incendio. 

En Canadá y el norte de California los incendios son extraordinariamente grandes y numerosos, muchos de estos incendios están poniendo en peligro las vidas de las personas que viven cerca de ellos y también amenazan a su ganado o a sus caballos. En Columbia Británica hay más de 200 incendios activos y miles de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares. Muchas de ellas no saben si su casa sigue en pie. El sistema de alta presión que se sienta arriba de los incendios mantiene vientos con dirección impredecible que alimentan a los incendios y excluye a las lluvias que pueden apagar esta serie extraordinaria de incendios. 

Los fuegos que se reportan en esta temporada han sido causados tanto por rayos, la principal fuente de ignición natural, como por descuidos humanos al aventar colillas de cigarros prendidas al campo o una fogata mal apagada o fuera de control a estas fuentes de ignición debemos agregar las condiciones extremadamente secas y el suficiente combustible para mantener vivo el incendio. La abundancia de combustible se debe a un invierno particularmente húmedo que no sólo recargó los acuíferos profundos, también promovió el crecimiento de la vegetación herbácea y arbustiva durante la primavera que facilita el movimiento de incendios entre los grandes árboles.

¿Por qué no tenemos los incendios catastróficos que se presentan en Canadá y el norte de California si nuestras condiciones ambientales son tanto o más áridas que las de estos lugares?

El Noroeste de Baja California y el Suroeste de California tienen clima mediterráneo. Estos climas se dan cuando se conjuga un desierto, por definición árido, con una corriente oceánica fría. En este clima los veranos son secos y calientes y los inviernos húmedos y templados. Aunque las nieblas costeras matutinas mantienen fresco este ambiente, el resto del ecosistema esta caliente y árido, propicio para incendiarse. 

La descomposición de la materia orgánica en los ecosistemas mediterráneos se da por la acción del fuego. Sin incendios las plantas acabarían con los nutrientes del suelo, almacenándolos en raíces y ramas. Las plantas se volverían viejas y no habría  espacio o alimento para plantas nuevas.  Las plantas de los ecosistemas mediterráneos han evolucionado para que los incendios ayuden en la descomposición. Algunas tienen resinas aromáticas que promueven, pero no inician, la combustión, en otras las semillas deben ser expuestas a fuego para germinar. Entre los árboles coníferos a las ramas son altas, no sólo más luz, también previenen la propagación del fuego a sus copas a partir de incendios rastreros. Es muy posible que nunca veamos en Baja California un incendio catastrófico como los que se están dando ahora en el norte de California y en Columbia Británica.

La política nacional de incendios es igual a la de los Estados Unidos, fuego que se prende, fuego que se debe apagar inmediatamente. Aunque esta estrategia es útil en el resto del país, no lo es en Baja California. Prevenir fuegos sólo garantiza que tendremos incendios catastróficos y arriesga inútilmente la vida de nuestros bomberos. Dejemos que los fuegos sean, siempre y cuando no se arriesguen vidas o propiedades.


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y del secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Wednesday, 12 July 2017

Sin embargo, París puede

La salida tan anunciada por Donald Trump de los Estados Unidos del acuerdo de París para la regulación de emisión de gases de efecto invernadero es una faramalla y una sarta de mentiras. Se ha gastado más tiempo y tinta en medios en publicitar la salida que en sus casi nulas consecuencias. Durante su campaña Trump prometió a sus seguidores cancelar el acuerdo de París, implicando que de un plumazo todopoderoso podía destruir el esfuerzo multinacional por hacer los esfuerzos mínimos para reducir la emisión de gases con efecto invernadero, principalmente el CO2. 

El acuerdo de París no es vinculante, no hay forma de obligar a las partes firmantes a cumplir sus compromisos de reducción de emisión de gases. Es un acuerdo en el que cada parte se compromete a cumplir sus compromisos sin que nadie más intervenga. Cómo ya se ha mencionado en muchos foros, abandonar formalmente del Acuerdo toma tres años. Eso no impide que el gobierno de los Estados Unidos predique que lo abandona de inmediato. Sin embargo sus compromisos quedan vigentes otros tres años. 

El mensaje vociferante del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump dice le preocupa de sobremanera  gastar miles de millones de dólares en rescatar a la India de las consecuencias climáticas del Calentamiento Global o a los países isla del Pacífico que se están inundando como consecuencia del mismo. No es de extrañar, si niega el origen humano del calentamiento global y prediga que es un invento chino para llevar a los Estados Unidos a la bancarrota, que no asuma la responsabilidad como el segundo país en la emisión de gases de efecto invernadero. 

Los gases de efecto invernadero son aquellos que atrapan el calor reflejado por la superficie del planeta que se perdería en el espacio si no fuera atrapado por estos gases. Sin gases de efecto invernadero las temperaturas de la tierra serían extremas, condiciones que dificultan la presencia de vida. 

Hay evidencia de que la composición de gases de la atmósfera del planeta ha cambiado y con ella la concentración de gases de efecto invernadero. Hasta el inicio de la Revolución Industrial en el siglo XVIII gran parte de los gases de efecto invernadero que han entrado a nuestra atmósfera se encontraban capturados en forma de petróleo crudo en el subsuelo. Entre la industria que utilizó carbon de hulla para le producción de acero y la generación de energía y la introducción y popularización del motor de combustión interna, la liberación de CO2 no ha disminuido. 

No hay por que  entrar en un diálogo de sordos con quienes se  autonombran y autoalaban como escépticos del cambio climático, generalmente patrocinados generosamente por grandes compañías petroleras. Hay suficiente evidencia científica para demostrar que la temperatura promedio del planeta está subiendo y esta elevación esta relacionada directamente con la quema de derivados del petróleo y la producción de CO2 que la acompaña.  A pesar de todos los esfuerzos por conocer, entender y aumentar el número y la capacidad de sumideros de carbono, donde se puede recapturar al CO2, la liberación del gas supera a su captura. Razón de peso para que a través del acuerdo de París se reduzcan las fuentes de CO2.

Entre las condiciones del acuerdo de París asumidas por los 194 países es que sólo es posible mejorar las metas autoimpuestas. No hay forma de retroceder en las metas. El presidente Trump no leyó el documento o, en sus inimitable arrogancia e ignorancia, decidió evadir los compromisos internacionales del gobierno de los Estados Unidos para reducir el impacto humano en el planeta. 

El rechazo de Donald Trump al acuerdo de París ha sido contraproducente a las intenciones que esgrime con sus aliados. Emmanuel Macron, el presidente de Francia, ya invitó a los científicos y tecnólogos de los Estados Unidos que quieran participar con sus trabajos en el combate al cambio climático que emigren a Francia. Varios gobernadores y alcaldes de los Estados Unidos continuarán sus programas de reducción de emisiones y conversión de vehículos a motores eléctricos. 

Queda la duda de si el gobierno federal mexicano y los gobiernos estatales y municipales han tomado medidas efectivas y realistas para reducir nuestras emisiones de gases con efecto invernadero. No se vislumbra una nueva política ambiental en el horizonte.


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinato de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Monday, 19 June 2017

Día mundial de los océanos

El pasado 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Este día es promovido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El tema de este año fue el océano y el lugar en México donde se realizó el acto nacional fue Playas de Tijuana. Los problemas de contaminación del océano Pacífico adyacente a Tijuana son de nivel internacional. De la salud de nuestras costas dependen pesquerías de México y Estados Unidos. El río Tijuana desemboca en la pequeña ciudad de Imperial Beach, California, acarreando aguas negras y muchos problemas a su paso. Darle relevancia nacional e internacional al asunto pudiera ser el primer paso en la dirección correcta para solucionar los problemas locales.

Que una celebración tan relevante escape del monstruo metropolitano que es la Ciudad de México se puede explicar porque se trata de los oceános. La situación política y de seguridad de los puertos del Golfo de México es complicada pero también fueron ignorados los grandes puertos del Pacífico. Playas de Tijuana fue una opción segura.

¿Tiene tan poca importancia para Rafael Pachianno Alamán, titular de la SEMARNAT, el día mundial del Medio Ambiente que no vino a Tijuana?. ¿Es profundo su desprecio hacia el medio o los océanos adyacentes a México? Debe ser porque ignora la oportunidad de posar ante los medios de comunicación para ensalzar al su Secretaría y su trabajo al Partido Verde de donde proviene. ¿Estará demostrando su nula vocación ambiental? 

La ceremonia se llevó a cabo en el andador de Playas de Tijuana. La ceremonia tuvo una parte política y otra en la que expertos ambientales del océano expresaron sus conocimientos inquietudes y propuestas. 

Basura en el Océano Pacífico
En la parte política aparecieron el presidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastélum; el delegado de la SEMARNAT en Baja California, Alfonso Blancafort,  representando al secretario Pachianno; la representante en México de la ONU Medio Ambiente, Dolores Barrientos Alemán; la Secretaria de Protección al Ambiente de Baja California, Thelma Castañesda; también estuvo presente la diputada federal Ángeles Rodriguez Aguirre, presidenta de la Comisión de Cambio Climático; la representación internacional fue por Serge Dedina, fundador de Wildcoast/Costasalvaje y alcalde de Imperial Beach. Esta parte tuvo cobertura por la prensa local, la cual incluyó, merecidamente, las protestas en contra de medidas arbitrarias sobre el agua de la región.

En la segunda parte, donde los politicos dieron lugar a los técnicos se presentaron temas poco conocidos del trabajo y programas que existen para mejorar la condición de los océanos mexicanos. Los medios de comunicación partieron, junto con los políticos, antes de que iniciaran estas presentaciones, fallando en su deber de informar sobre novedades a sus públicos y perdiendo la oportunidad de conocer más sobre nuestros océanos y costas. En esta sección del programa participaron Dolores Barrientos, Arturo Gómez Shuster, oficial del programa de voluntarios de la ONU,  Eduardo Nájera, Director de Costasalvaje en Baja California. Todos ellos hablaron sobre el trabajo voluntario que se hace a favor de las costas y océanos de México. Hubo una presentación por la Dra. Maya DeVries investigadora postdoctorante en el Scripps Institute of Oceanography de La Jolla, California. La Dra. habló de Cambio Climático y el trabajo de su institución... ¿Qué? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Lo que pasa y se mide en La Jolla es más importante que lo que pasa en Playas de Tijuana?
Los mares que deseamos

Nadie niega ni el entusiasmo ni los conocimientos de la Dra. DeVries. Pero... en México, en Baja California, en Ensenada hay instituciones reconocidas mundialmente por su trabajo en océanos: el Instituto de Investigaciones Oceanológicas y la Facultad de Ciencias Marinas de la UABC así como la División de Oceanología del CICESE. Estas instituciones tienen una plétora de personas conocedoras de su campo y de los efectos que el Cambio Climático tendrá sobre Baja California; muchas son expositores excelentes. ¿Acaso los organizadores del evento no saben de estas instituciones y su papel en el bienestar de Baja California? Lo más importante es que estos investigadores inspiran a los estudiantes bajacalifornianos a seguir una carrera científica que nos ayude a entender y resolver nuestros retos oceanológicos.


Además exijo que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


Saturday, 10 June 2017

Fin del TLC, fin del ambiente

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) negociado durante la presidencia de Carlos Salinas de Gortari fue prometido como la entrada de México a la era postindustrial y a la bonanza. El tratado causó el cierre de fábricas “redundantes” por producir en volúmenes inferiores y costos superiores a la matriz en los Estados Unidos. Se perdieron muchos empleos y la bonanza nunca ha llegado a la mayoría de los mexicanos. Sigue siendo más atractivo y redituable cruzar a los Estados Unidos y trabajar de manera irregular para alimentar la familia que se quedó en México. El TLCAN no creó ni creará los empleos necesarios para cubrir las necesidades mínimas de empleo en México.

La entrada en vigor del TLCAN el 1o de enero de 1994 se vio acompañada por el alza del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la entrada al estrellato anónimo (válgase el oxímoron) del Sub-comandante Marcos, así como la imaginativa guerra mediática que atestaron al gobierno mexicano.

No compartimos la misma moneda y las fronteras de los Estados Unidos siguen siendo una barrera insuperable para la mayoría de los mexicanos. En cambio alimentos, materia prima, componentes y productos acabados y grandes cantidades de dinero cruzan sin problemas la frontera. Las fábricas de autopartes y automóviles, de equipo electrónico y electrodoméstico y de ropas se han beneficiado por el TLCAN. Han incrementado sus ganancias por los bajos costos de manufactura y las laxitud de las leyes y autoridades mexicanas, incluyendo las ambientales.

En 1993 con el TLCAN se creó la Comisión de Cooperación Ambiental (CCA). Esta comisión trinacional vela por el ambiente, entendiéndolo como biodiversidad y salud del ambiente y social. La responsabilidad ambiental de la CCA va desde las costas árticas de Canadá y Alaska, hasta la frontera de México con Guatemala y Belice. El trabajo de la CCA se lleva a cabo entre los tres gobiernos, a través de sus respectivas secretarías encargadas del ambiente, la SEMARNAT en México, y las asociaciones de la sociedad civil interesadas en la salud ambiental. La sede de la CCA se encuentra en Montreal, Canadá. El presupuesto de la CCA es el "0.007 % del comercio total de bienes entre las Partes correspondiente al año,más reciente del que se tenga información disponible". 

Del TLCAN se deriva también la creación de la Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), ahora limitada a una concepción más limitada de Recursos Naturales (SEMARNAT). Otro producto del TLCAN es la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (CONABIO). A pesar de las carencias económicas, sociales y ambientales que ha traído el TLCAN, ha ayudado a una protección mínima de la biodiversidad, el ambiente y la salud social. 

Hay una nueva pseudorrealidad de este milenio en América del Norte. El beneficiario más grande del TLCAN, los Estados Unidos, en voz de su estrafalario e impredecible presidente, Donald Trump ha decidido que el TLCAN ha tratado mal a los Estados Unidos. Cree que se han perdido empleos y que la salvación para que los Estados Unidos sea número 1 es la manufactura y la resurrección de la industria de mediados del siglo XX. Si Trump logra sus objetivos ni habrá más empleos en los Estados Unidos, ni impulsarán las nuevas áreas de tecnología y conocimiento. 

Las consecuencias de la renegociación del TLCAN para México van más allá de la pérdida de empleos si los Estados Unidos cierra sus fronteras a los productos mexicanos. Al gobierno y a los empresarios de México les debe preocupar que no desaparezca el TLCAN, es una de su fuente de ingresos. La opción favorita de Trump, los tratados bilaterales no tienen las ventajas de los tratados multinacionales. 

Si desaparece el TLCAN no sólo cerrarán fábricas. La biodiversidad, el medio ambiente y la salud de la sociedad mexicana pueden sufrir grandes consecuencias negativas. Nuestra cultura del maíz acabará por la introducción de maíz transgénico. Los recursos provenientes de la CCA desaparecerían. Actualmente los recursos para SEMARNAT, CONABIO y la investigación en ciencias de la vida, medio ambiente y biodiversidad son insuficientes. Sin un compromiso internacional para, sólo podemos esperar que habrá menor interés por la biodivresad,ad el ambiente y la salud social que les acompaña. 


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinato de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuetro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.