Sunday, 10 June 2018

Ciencia fuera de camino

La opinión generalizada sobre el trabajo científico es su poca utilidad y uso que va de escaso a nulo en la vida diaria. Esto no es mala publicidad o encono contra este quehacer, aunque lo hay, sino falta de conocimiento de como y por que se hace trabajo científico. La culpa de esta ignorancia recae sobre los científicos y los administradores de la ciencia, en ese orden, más que sobre el público ajeno a estos quehaceres para cual el trabajo científico está más cerca de la magia de Merlin que de los problemas de la vida diaria. 

Si hay una ciencia que no ha rendido las cuentas y los resultados que la sociedad le demanda ha sido la ecología. Se entiende entre el público que la ecología es la ciencia que resuelve los males que los humanos han causado al planeta. Esta percepción de la ecología deriva de las inquietudes que surgieron con eventos como la explosión de armas atómicas en la atmósfera, que dio origen a Greenpeace, la publicación de Silent Spring (La Primavera Silenciosa) de Rachel Carson denunciando los efectos de insecticidas como el DDT sobre el ecosistema o la presencia del smog en grandes centros urbanos industrializados. 

El público volteó a las ciencias para encontrar respuestas y soluciones a amenazas directas a su salud y al ambiente y las conexiones entre este y los seres vivos que lo habitan. Esta conexión surge de la de etimología y la razón de la ecología. Ecología etimológicamente es el estudio de lo que sucede en casa (oikos en griego), desde la práctica de la ecología es el estudio de las interacciones entre un organismo y su entorno. 

Por razones teóricas, metodológicas, prácticas y de actitud no todos los ecólogos pueden o quieren resolver problemas ambientales. Esto no exime a los ecólogos de ayudar dentro de sus capacidades para identificar y buscar respuestas a los muchos problemas ambientales y ecológicos que aquejan al mundo. La solución pocas veces será de un laboratorio; se requiere de trabajo en equipo. El mejor ejemplo actúa del trabajo en equipo es del IPCC, el panel intergubernamental de cambio climático por sus siglas en Inglés. Un grupo multidisciplinario de ciencias naturales y sociales que busca amelioriar el cambio climático y lograr nuestra adaptación al mundo que estamos creando. 
La falta de involucramiento de parte de los científicos en problemas ambientales impulsó a la sociedad civil a organizarse de diversas maneras para confrontar estos problemas. Muchas organizaciones, como Greenpeace o Sea Shepherd, viven de destacar estos problemas y proponer soluciones a los mismos con más contenido de simpatía que de ciencia. 

No conocemos si las carreras fuera de camino tienen efectos a corto y largo plazo en los animales, plantas y paisajes silvestres de la península de Baja California. Los vehículos que participan en estas carreras van de las motocicletas a camionetas Trophy Truck con un peso mínimo de dos toneladas. Podemos esperar que diferentes vehículos tengan efectos diversos sobre el ambiente, pero lo importante es si se pueden encontrar efectos ambiental y ecológicos generales de las carreras fuera de camino. Es imposible medir todos los impactos tanto inmediatos como a largo plazo en todas las carreras y en todas las rutas. Más importante que saber o suponer que hay un efecto es saber si hay alguna forma de que lo podamos medir y demostrar su significación.

Las carreras pasan por sitios con especies endémicas, sin que se evalúe su efecto sobre estas últimas. Además, los ejidatarios se quejan de daños a caminos y paisajes. Las Manifestaciones de Impacto Ambiental para las carreras fuera de camino siempre son aprobadas, se cumple con la letra de la Ley.

Podemos  utilizar a los roedores nativos afectadas por ruidos para evaluar efectos inmediatos, midiendo sus desplazamientos al momento de las carreras. El efecto a largo plazo en la vegetación y el paisaje sería encontrar a lo largo de la ruta una cobertura vegetal menor dominada por especies invasoras y especies de plantas y animales invasores asociados a disturbios. En su  caso e; daño ambiental debe compensarse de forma realista. 

Las carreras fuera de camino deben beneficiar a todos los involucrados, no sólo a organizadores, el sector turístico, diseñadores de carros y espectadores, también a los dueños de las tierras y al ecosistema.


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sunday, 27 May 2018

¿Ciencia u opinión?

En democracias funcionales esperamos y suponemos que los tratados internacionales, las constituciones, leyes, normas y reglamentos que rigen las vidas de sus ciudadanos estén basados en hechos y datos, que estén basados en la razón, el sentido de justicia y en principios democráticos. No esperamos que se basen en caprichos de gobernantes, ideologías, favores a amigos incondicionales del gobierno u opiniones de lo que debería ser en contraste a lo que es. Estas bases atentan contra la convivencia, la democracia y las relaciones y discrepancias sanas entre diferentes sectores sociales.

En México tenemos reglamentos basados en opiniones y medidas calculadas para atraer a un electorado mal informado y para retrasar la democracia, las relaciones sociales y las discrepancias sanas. El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es el paradigma del origen de esta legislación. Proponen leyes, normas y reglamentos que brillan de lejos pero que con una inspección crítica dejan mucho que desear en la promoción de los valores de un partido verde: la democracia representativa transmitida a través de asambleas y foros; la oposición total a la pena de muerte y a los sistemas carceleros y el re-entrenamiento para una vida social basada en el desarrollo sustentable; la protección del medio ambiente mediante el aprovechamiento sustentable y la apropiación por los pueblos nativos y otros dueños comunitarios de las tierras en vez de una Ley General de Biodiversidad que encarcela en reservaciones a los pueblos nativos, quita la protección a muchas especies y ofrece el aprovechamiento no sustentable de la biodiversidad al capital extranjero.

Diario de Juárez
Esperamos que los partidos verdes defiendan los derechos de los animales, una vez que establezcan claramente cuáles son estos, como se determinan y se defienden. La discusión del caso de los derechos animales era controversial hace unas décadas, hoy son aceptados por un número importante humanos. 

Para que se respeten los derechos animales estos tiene que ser acompañados por leyes, normas y reglamentos. Proclamar que los derechos animales son iguales a los derechos humanos puede causar escozor, pero es un buen punto de partida para el establecimiento de reglas claras. Los animales no pueden  ejercer sus derechos ciudadanos, pero bajo una carga de igualdad de derechos si podemos esperar que los ciudadanos defiendan los derechos animales. Sin denigrar a animales o infantes, ambos requieren de la tutela y defensa de estos derechos por adultos racionales.

El PVEM utiliza la táctica de apoyo a la maternidad y el mole poblano para promover la legislación que brilla de lejos pero apesta después de una inspección detallada. ¿Quién de nosotros cree que la maternidad y el mole poblano son malos? ¿Quién puede objetar que son parte esencial de nuestra mexicanidad? Nadie.

Al proponer soluciones extremas, simplistas y populistas como la pena de muerte a los secuestradores, pone en jaque de maternidad y mole poblano a los otros partidos. Te ves mal si objetas al castigo a secuestradores, aunque el castigo sea cruel, inhumano y no admita equívocos. Si votas en contra, aseguras que te vaya mal por objetar castigar  conductas criminales y te ves blandengue por no ser duro, con exceso y sin sentido de justicia y perdón.

El principio de maternidad y mole poblano también ha sido abusado por el PVEM en el campo de los derechos animales. Es muy noble, aparentemente, prohibir el transporte de mamíferos marinos dentro del país, erradicar a los animales de los circos o enviar a santuarios a los delfines que habitan los acuarios de la Ciudad de México o del resto del país. 
Independientemente o a pesar de la libertad coartada de los animales de los circos, estos ya no pueden vivir en la naturaleza. Su regreso a sus lugares de origen no sólo es caro, también garantiza su incorporación rápida al almuerzo de depredadores salvajes. Liberarlos en la naturaleza en México implica la introducción de especies exóticas a nuestros ecosistemas. 

El estrés en mamíferos es una adaptación para reaccionar ante peligro inminente y mantener la vida, evitando ser almuerzo o perecer sin haber dejado suficiente dependencia para la continuidad de la especie. Si el estrés es continuo causa problemas fisiológicos que disminuyen la adecuación de un organismo para sobrevivir. En la opinión de muchos defensores de los derechos animales, el nado con delfines en acuarios causa estrés a los animales y su vida en los acuarios es miserable. 

Si esto es cierto, tenemos la capacidad de actuar para eliminar o disminuir el estrés y dar una mejor vida a los delfines. Antes de reaccionar a favor de esta opinión, debemos evaluar si los delfines en cautiverio están estresados por sus interacciones diarias y repetidas con humanos. La evidencia que dan los resultados de experimentos controlados en delfines de diversas edades, nacidos en cautiverio o en vida libre y en delfinarios cerrados o que comunican con el mar indican que no hay tal estrés. Los delfines que nadan con humanos no sufren.

Opinamos que el recibir a diferentes nadadores cada día les da un ambiente rico y estimulante, pero esto es sujeto de otro estudio.

Ya existe la posibilidad de nadar en la cercanía de delfines en vida libre, aprovechémosla.


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.






Sunday, 13 May 2018

¿Dónde quedaron las aves?

En 1962 Rachel Carson escribió Silent Spring (La Primavera Silenciosa) donde advertía de los riesgos ambientales del uso indiscriminado de insecticidas en la agricultura. En un principio el público echó en saco roto sus advertencias y la industria química la acusaba de levantar falsos y atentar contra el progreso. Una vez que las consecuencias del DDT se manifestaron en el ambiente con la muerte de miles de pollos en el cascarón, Carson se convirtió en heroína y su libro en un manifiesto ambientalista. El DDT había adelgazado los cascarones de los huevos y estos se rompían bajo el peso de los padres mientras los empollaban. 

El DDT fue prohibido en el primer mundo pero, hasta donde sabemos, se sigue produciendo en San Diego, California y es exportado a los países en desarrollo donde generalmente es aplicado sin suficientes precauciones tanto para el ambiente como para los trabajadores del campo. 

Después de muchos años especies emblemáticas como el halcón peregrino y el águila de cabeza blanca se recuperan y sus poblaciones crecen, aunque los ambientes agrícolas o aguas abajo no están libres de los subproductos tóxicos derivados del DDT. 

Ni los plaguicidas son las únicas amenazas actuales sobre las aves, ni la lista siguiente es exclusiva.

Las aves playeras han disminuido sus poblaciones mundiales. Estas especies migratorias que en Norteamérica reparten su vida entre la reproducción en la parte norte de Alaska y el invierno en el trópico o subtrópico. Este grupo de aves de diferentes tamaños y formas de pico las observamos corriendo en las playas, planicies lodosas y campos agrícolas. No hay causa única, pero la desaparición de sitios de descanso en sus rutas migratorias debida al desarrollo urbano, portuario y turístico y el calentamiento global como causa de movimiento de los tiempos en los que hay alimentos críticos para la reproducción o la migración pudieran explicar gran parte de esta baja.

La gripe aviar y el virus del Nilo también son una amenaza sobre todas las aves. Ya el virus del Nilo hizo su aparición en nuestras tierras, el estrago que causó fue menor del esperado. La gripe aviar, por su similitud a influenza humana y porcina puede convertirse en una amenaza a la población humana. Ya México sufrió las consecuencias económicas de una epidemia originada en el estado de Veracruz. Si se diera una epidemia entre las aves de corral de China en momentos de la migración hacia el norte de muchas aves, la población mundial de muchas especies pudiera verse afectada. En los descansos migratorios en China las aves pudieran contaminarse en camino a las partes más norteñas de Europa. Allí, esas aves pudieran entrar en contacto con las aves que migran a América del Norte. Esto puede significar la muerte de millones de aves, la extinción de varias especies y un riesgo a la salud humana.

Sonora tiene tres codornices que comparten o compartieron hábitat. La codorniz mascarita desapareció de su hábitat al ser modificado por la presencia primero de vacas y después por el zacate buffle, utilizado para alimentar a estas últimas. Tal vez exista en algún resquicio de flora nativa, por el momento se considera extinta en vida libre, aunque existe una población en cautiverio. Las otras dos especies la codorniz cresta-dorada y la codorniz chiquiri ocupan hábitats que comparten con el ganado vacuno. Siempre que los ganaderos sigan obteniendo buenas ganancias por el ganado alimentado por pastos naturales, estas codornices seguirán poblando estos ranchos. No es aventurado suponer que si además las codornices se pueden convertir en alimento para restaurantes o sujetos de caza, el buen manejo del hábitat puede traer un mejor hábitat donde haya ganancias sustentables para los rancheros y se pudiera reintroducir la mascarita.

Un ave endémica a California y Baja California, el tordo tricolor, anida en grandes colonias cerca a fuentes de agua, ya sea naturales o represos. Las colonias pueden moverse de un año a otro, a veces anidan en campos agrícolas y las colonias no alcanzan el éxito reproductivo por que la maquinaria de cosecha destruye los nidos. De haber cientos de miles y encontrarse hasta El Rosario, se han contado menos de cien aves en el norte de Baja California. Dejar crecer unos cuantos tulares en represos y fuentes naturales ayudará a que esta ave tan vistosa vuelva a ser parte significativa del paisaje de Baja California. 

La sequía de este año ha sido crítica para las aves La Perlita californiana , al igual que otras aves residentes de la zona mediterránea, no han anidado. No hay suficientes recursos para que la reproducción sea exitosa. Las aves migratorias que generalmente viajan al norte por las montañas de la península están pasando por tierras bajas del Pacífico donde las condiciones son más favorables que en su corredor habitual.

Lograr que las poblaciones de aves se recuperen o se mantengan no se logra con buenos deseos o políticas equivocadas o poco realistas. Podemos cambiar nuestros jardines para que sean atractivos para aves nativas y migratorias. Debemos cambiar nuestros hábitos de consumo para reducir nuestro impacto en nuestra comunidad y nuestro planeta y hacerlo más habitable para todos. 


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sunday, 29 April 2018

Ambientes Urbanos

Las ciudades actuales son productos del desarrollo agrícola que permitió asentamientos humanos permanentes, las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma, la sociedad medioeval, la invasión arabe de Europa, el Renacimiento y la invasión y conquista europea del continente americano. Aunque no podemos ignorar que Tenochtitlán era el asentamiento humano más grande al momento que las huestes de Hernán Cortés la vieron por primera vez. 

Ni siquiera las ciudades más viejas rebasan las edades geológicas que han dado forma a la tierra. Son una novedad entre los sistemas físicos, químicos y biológicos del planeta. 

Actualmente en las ciudades existe infraestructura como las calles pavimentadas, adoquinadas, empedradas o de tierra, las banquetas o las veredas, las redes de agua o las vertederos a cielo abierto y la electricidad o los quinqués de petróleo y las velas, las casas habitación de ladrillo o concreto o las de cartón y piedra , los edificios o tejados para escuelas, hospitales u oficinas. A esos agregamos  los elementos naturales deseados como parques o exóticos invasores como ratas y cucarachas que son parte de estos ecosistemas semiartificiales ligados a la historia del uso de las tierras para nuestra supervivencia y beneficio. Los ambientes urbanos de todos tamaño han destruido o modificado el ambiente natural y se han incorporando elementos creados por humanos para facilitar la vida y el desarrollo de las sociedades humanas. Cualquier barrio rico o o ghetto de cualquier metrópoli es testigo y prueba de esta transformación. 
Al vivir en ambientes urbanos obtenemos los beneficios de un ambiente natural amable a muchas de nuestras necesidades, pero perdemos la visión del modo natural de la vida y la muerte y la conexión con los ambientes naturales. Hasta hace poco  los ambientes urbanos se consideraban y trataban como si aislados del resto del planeta.

Los ecosistema intercambian seres vivos, energía y bienes y recursos con su entorno. Pudiéramos medir la calidad de vida de una ciudad por el balance de intercambio de servicios entre el ambiente y la ciudad. Serán pocas aquellas ciudades que aporten más servicio al ambiente natural que las que toman de él. Bien hacen ya con disminuir los productos que acaban en el ambiente: plásticos, gases producto de los motores de vehículos y fábricas, desechos orgánicos y gran parte de nuestros productos de uso diario.

Los ambientes urbanos son tan amigos o enemigos como los diseñemos o como perdamos el control de su desarrollo a favor de intereses particulares. Podemos medir o percibir el grado de amistad de un ambiente urbano por su tratamiento de los productos generados y por lo vivible que es a la escala del movimiento humano y la estética dada por sus calles, edificios, monumentos y espacios abiertos. 

Las ciudades en las que es difícil moverse a pie o en transporte público y dan prioridad a los carros están mal diseñadas. Muchas ciudades de los Estados Unidos han sido pensadas para que el carro determine el diseño de casas, calles, espacios de comercio y espacios públicos. No poseer un carro es una calidad despectiva del humano. Se le trata como un ciudadano de segunda sin ambición e inadaptado.

En México, cuyas ciudades más antiguas crecieron o fueron diseñadas tomando en cuenta la escala humana esta escala se ha perdido al modificar las partes viejas de las ciudades para adaptarlas a los carros e ignorando los reglamentos o permitiendo su abuso a través de la corrupción de funcionarios y trabajadores de todo nivel de gobierno. 




En México no hay plan de desarrollo que aguante un cañonazo de cincuenta mil pesos. Innecesariamente, ciudades antes peatonales, habitables y vivibles a escala humana nos han vuelto esclavos del automóvil. Hay un interés fingido por promover el transporte público, que pudiera disminuir los problemas de tránsito. Este transporte se ha convertido en fuentes de contaminación e inseguridad irrestrictas a la par de grandes negocios para unos cuantos concesionarios irresponsables.

¿Qué pasa cuando una ciudad, un pueblo, una colonia o una vecindad crea y respeta un plan de desarrollo que respeta la escala humana? Es fácil, interesante y agradable caminar allí. Los espacios abiertos ayudan a resaltar la arquitectura, haciendo de las áreas verdes una parte esencial de la ciudad. El transporte público es preferible al automóvil por que es confiable, seguro, puntual y está disponible 24 horas al día. Los carros se usan mínimamente y se estacionan no muy lejos de los centros comerciales, cívicos y culturales de las ciudades. 

Estos ambientes urbanos no son utopías, existen. Existen en nuestro planeta. Son ciudades tan metropolitanas como París, tan ricas como Frankfurt, tan poco conocidas como Besançon. Son ambientes urbanos que surgieron con los burgos medioevales en Europa. Son lugares que han sobrevivido guerras y han decidido que en la reconstrucción no perderían su carácter y belleza casi perdidas al imperio del carro. No son perfectas, pero sus habitantes y sus gobernantes se esfuerzan en mantener su escala por que viven y trabajan en ellas, las caminan, las disfrutan y las comparten amablemente con vecinos y visitantes.

Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


Saturday, 24 March 2018

Biodiversidad sin Ley




Es trillado decir que México es un país megadiverso aún sin entender que significa. Seguimos sin entender el papel que debe estar jugando la biodiversidad en la vida del país. La biodiversidad no es sólo la riqueza de especies, es decir el número de especies que pueblan o residen temporalmente en México, abarca mucho más. Una definición más amplia y realista debe ser considerada tanto en la elaboración de la Ley como en su la crítica y propuesta de cambios.

Uno de los biólogos más importantes del siglo XX, Edward O Wilson fraguó esta definición de biodiversidad para abarcar y dar la importancia debida a la vida y su contexto: “toda variación de la base hereditaria en todos los niveles de organización, desde los genes en una población local o especie, hasta las especies que componen toda o una parte de una comunidad local, y finalmente en las mismas comunidades que componen la parte viviente de los múltiples ecosistemas del mundo, abarca, por tanto, todos los tipos y niveles de variación biológica”.

La propuesta de la Ley General de Biodiversidad de la Senadora Ninfa Salinas del Partido Verde Ecologista de México dista mucho de entender y menos proteger a través de la conservación y el aprovechamiento sustentable. No debe aprobarse en su forma actual.

La Ley no define que es una especie y equipara a la biodiversidad sólo con la riqueza de especies. Otras definiciones faltantes son la de quienes constituyen a los pueblos indígenas y comunidades locales. Estas fallas demuestran la poca investigación y  el poco cuidado que se tomó para desarrollar los textos de la Ley y evaluar sus consecuencias tanto para la biodiversidad como para sus dueños legítimos.

O peor, la Ley fue diseñada con carencias que abran las puertas a la explotación indiscriminada y no sustentable de la biodiversidad en su sentido más amplio. Esta explotación se vería acompañada con la explotación amplia de los pueblos nativos, comunidades locales y otros poseedores legítimos de la biodiversidad.

Existen muchas objeciones más, por mencionar algunas: la Ley propuesta no reconoce en los ejidos y comunidades indígenas a los sujetos sociales que han contribuido a la reproducción de gran parte de la biodiversidad mediante acciones de manejo, uso y conservación de especies y ecosistemas que se encuentran en los territorios ancestrales en los que reproducen su cultura. La Ley contribuiría a dividir a los ejidos y comunidades indígenas por favorecer la contratación de personas como proveedores de conocimientos tradicionales y especies susceptibles de explotación, registro, patente o re-venta a favor de industrias la farmacéutica y de alimentos que utilizan la biotecnología como ciencia aplicada y que recurren a la bioprospección para obtener ganancias antes que conocimiento o enriquecimiento de las culturas dueñas de la biodiversidad.

La Ley reconoce las Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves (AICAS) como áreas de protección, generando un régimen especial únicamente para las especies reconocidas en dichas Áreas, distingue a las aves por sobre otras especies de flora y fauna que también requieren de protección especial.

La Ley es omisa en reconocer el derecho de los agricultores a la reproducción de las semillas nativas, tal como lo establece el Acta UPOV 1978 de la Unión Internacional para la Protección de Variedades Vegetales. Se abre la posibilidad de que industrias de biotecnología de semillas registren las propiedades genéticas de su interés, para posterior generación de semillas comerciales incluyendo organismos genéticamente modificados (transgénicos).

La crítica a la Ley no se reduce a personas externas al poder Legislativo la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados sugiere ampliar el proceso de consultas para permitir una valoración de los diferentes sectores: jurídico, académico, científico, social y de los pueblos y comunidades indígenas para aportar y depurar el texto. También recomienda que el,Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) opine sobre la Ley. 

Entre las recomendaciones que se dan para que la Ley sea más incluyente se integre al uso sustentable de la biodiversidad a los sectores turístico, pesquero y forestal agropecuario. Todos ellos usuarios de la biospdiversidad que de manera sustentable o no, todos acabamos consumiendo. 

Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sunday, 11 March 2018

Islas y Aves

Cuando conjuramos una isla, esta puede ser tan real como las islas de Todos Santos frente a la ciudad de Ensenada o tan imaginaria como una isla tropical, desconocida, paradisiaca y exótica en medio del océano. 

Por su origen hay dos tipos de islas, las costeras, de origen continental, como las que adornan el paisaje de Ensenada. Todos Santos durante la última glaciación eran parte de la península de Punta Banda. En islas costeras encontramos plantas y animales de la tierra firme con la que alguna vez estuvieron unidas.

Las islas oceánicas, de origen volcánico al surgir del mar son estériles y despobladas. Son colonizadas por plantas transportadas por agua, viento o balsas naturales y animales que en viajes migratorios o accidentales o balsas naturales se encontraron con estas nuevas tierras. 

Los primeros animales en arribar son voladores, insectos y aves. Los insectos y otros artrópodos como las arañas son impulsados por el viento. Las aves llegan por su capacidad de volar grandes distancias, aunque algunas pueden llegar accidentalmente impulsadas por tormentas y huracanes. Suponemos que un evento así llevó a los pinzones de Darwin a las islas Galápagos. Una vez en las Galápagos, la variabilidad de la especie desencadenó que evolucionara en especies adaptadas a los alimentos y condiciones de las islas. Las observaciones y notas que hizo Darwin sobre estas aves, aves del grupo de los cenzontles y muchas observaciones botánicas fueron los pilares de su teoría del origen de las especies por selección natural, lo que hoy conocemos como la teoría de la evolución.

Una vez que las aves llegan a una nueva tierra, su futuro cambia, las presiones de selección natural diferentes a las de su origen que provocan la evolución son diferentes. Las islas oceánicas raras veces tienen depredadores y hay abundancia de alimento s por lo que estas pueden perder su capacidad para volar, como el Kiwi o el Dodo. Este último ya extinto por ser presa  fácil para consumo humano. 

Las aves marinas como albatros, bobos, fragatas, alcuelas, petreles, francisquitos anidan en las playas, planicies, hoquedades o acantilados de las  islas. Las aves que evolucionaron en islas oceánicas no tienen conductas de construcción, colocación o cuidado de nidos y anidación, que proteja al nido o los huevos de depredadores. Tampoco hay forma de que los pollos pueden lidiar con ratones, ratas, gatos o perros que llegaron de polizontes o intencionalmente a la isla. 

La protección de especies nativas en isla, contra especies invasoras  es una gran preocupación mundial de la conservación y los esfuerzos son comunes e importantes. La entrada de un organismo de origen distinto a la isla puede traer consecuencias fatales. Sólo debemos recordar la entrada de los conquistadores y colonizadores blancos a América y su carga de virus y bacteria que acabaron con tantas vidas. 

 El problema de erradicación es más complejo que lograr la muerte de todos los organismos invasores, trabajar un ecosistema conlleva trastocarlo. La erradicación puede  utilizar trampas; debe asegurarse que sólo atrapen a la especie deseada y no sean una amenaza a las especies nativas que se quiere proteger. También se utilizan venenos, pero estos deben ser altamente específicos, se utilizan para controlar ratas, ratones, conejos, gatos o perros. Algunas experiencias recientes en Hawai indican que la difacinona utilizada para controlar ratas en la isla de Lehua, Hawai pudo haber contribuido a la muerte de ballenas piloto que se vararon en Kauai. El mismo agente se culpa por la muerte de águilas de cabeza blanca y gaviotas de Bering en Rat Island, Alaska.

Los procesos de erradicación de especies exóticas en islas son complejos y pueden ser imposibles con la tecnología actual, como lo demostró Michael Brooke en su intento fallido para exterminar las ratas en la isla Henderson. Algunas ratas prefirieron alimentarse de los cocos que del alimento embebido de veneno. Afortunadamente la tasa de crecimiento del petrel de Henderson nos deja varias décadas para desarrollar mejores técnicas para la erradicción.


Las islas son ecosistemas únicos  con interacciones desconocidas, modificar el entorno puede irrumpir en las interacciones e impulsar extinciones que buscamos prevenir. Debemos proceder siempre con precaución, aprender en cabeza ajena, estar abiertos a opiniones diversas y fundamentadas que mejoren nuestro trabajo. Sin la cooperación interinstitucional el futuro de las especies en las islas será el futuro del Dodo.

Friday, 2 March 2018

¿Voto Verde?

En 2018, un año electoral, esperaríamos que partidos y candidatos presenten sus mejores ideas, sus mejores planes y los mejores equipos posibles. Aunque toda la publicidad que satura el periodo electoral indica que sólo se trata de ganar la elección, las consecuencias del triunfo de los candidatos van más allá de la elección. Los triunfadores del voto popular tienen la responsabilidad de llevar un gobierno si son electos para un puesto ejecutivo o de crear leyes justas si llegan a un cuerpo legislativo. Las campañas electorales esconden que estas son las finalidades de la elección, queriéndonos convencer de que se trata de votar por el más popular, sin considerar su plataforma. 

Nos esperan 60 días de campaña en la que los partidos y los candidatos nos hastiarán con mensajes de sonidos agradables pero mensajes cacofónicos e imágenes coloridas pero ideas borrosas. Podemos agregar paredes pintarrajeadas indiscriminadamente y toneladas y toneladas de plástico colgadas de cualquier y todo poste. Mensajes vacíos que serán basura sin futuro reciclable al final de las elecciones. 

En la carrera loca por el poder (acompañado de un presupuesto operativo impresionante pero con vigilancia insuficiente), partidos y coaliciones se reparten curules de representación proporcional. Aquellos políticos con futuro incierto en las arcas partidistas reclaman que se han tomado medidas antidemocráticas, los benditos por una curul de representación proporcional seguramente relamen bigotes (propios y ajenos). Cambian las caras pero el método de ejercicio de poder no. Sólo veremos una serie de personajes acartonados buscando el poder, a los candidatos el contenido les es irrelevante. Pero no debería serlo a los ciudadanos.

Las campañas electorales, la riqueza partidaria y de poder gubernamental son patrocinadas por nuestros impuestos, pero administrada y vigilada por el Instituto Nacional Electoral para los primeros dos y el gobierno por ladrones vigilándose entre ellos. 

Ya sabremos por quien votaremos, si anularemos nuestro voto o si no iremos a votar por indiferencia o disgusto al sistema electoral. 

¿Nos ofrecerán los partidos y candidatos presidenciales y a las cámaras legislativas un futuro verde? ¿Encontraremos entre la cacofonía y las imágenes borrosas ideas y planes realizables y económicamente sensatos que nos acerquen al desarrollo sustentable? Una pregunta posible que inquieta al lector ¿Qué tiene que ver la economía verde y sustentable con la solución a la pobreza en México y la promoción de los valores democráticos?

Nos deben de preocupar la economía y la desigualdad en México, nos debe preocupar más las soluciones, o faltas de solución que los partidos nos prometen o ignoran en sus plataformas electorales. Los problemas de pobreza y desigualdad siguen siendo los mismos, o crecen. Las soluciones anteriores, iguales a las futuras propuestas, no han funcionado, tampoco funcionarán. El petróleo ha sido utilizado por otros países para crear riqueza, empleos e industrias alternativas. Aquí nuestros gobernantes lo han considerado un bien infinito y cartera particular, dejando que alguien más se preocupe por administrarlo para el bienestar de todos.

La solución está en el uso apropiado de otros recursos y en otras formas de construir nuestra economía y repartir los bienes de la nación. Presumimos al mundo que somos un país megadiverso, con una riqueza superlativa de especies, hábitats, paisajes y genética. Estos son los recursos que debemos aprovechar para mejorar. No se trata de usar los bosques una vez convirtiéndolos en muebles o arbolitos de Navidad. 

Tenemos los conocimientos y la imaginación para aprovechar el bosque as allá de lo maderable. Habrá otras plantas para arreglos florales y animales, como las mariposas que se pueden utilizar año con año. 
Hay ya ejemplos de pesquerías sustentables. O cerca de esta, como la Sociedad Cooperativa de Productores Nacionales de Abulón en Baja California. 

Ningún partido o candidato nos ofrecerá alternativas que impulsen el aprovechamiento de recursos de tal manera que sean suficientes para nosotros y las generaciones venideras de nuestros recursos. Su urgencia de mantenerse en el poder de un periodo electoral al siguiente les impide construir el futuro verde y sustentable que México necesita para el siglo XXI. 


Además pido que se encuentre y castigue a los culpables intelectuales y materiales de los asesinatos de Miroslava Breach y Javier Valdéz y el secuestro de los 43 normalistas de Ayotzinapa.